Nuevo Mercedes Clase C 300e (2022), híbrido enchufable con hasta 100 km de autonomía eléctrica

Mercedes ha presentado la nueva generación del clase C, con la que contará con una versión híbrida enchufable evolucionada.

Es una berlina de segmento D cuyas dimensiones son: 4,75 m de largo (6,5 cm más que el anterior), 1,82 m de ancho (1 cm más), 1,43 m de altura (0,9 cm menos), 2,86 m de batalla (2,5 cm más). La carrocería familiar sólo se diferencia en su altura, que es de 1,45 m (0,7 cm menos) contando los raíles del techo. El maletero del sedán tiene una capacidad de 455 litros, como el de la generación anterior. El de la versión familiar tiene 490 litros.

El coeficiente aerodinámico se mantiene invariable respecto al modelo precedente: 0,24 en el mejor de los casos con carrocería de cuatro puertas y 0,27 con la familiar.

Una de las novedades del nuevo Clase C es su suspensión, que estrena un nuevo sistema de cuatro brazos en el eje delantero y un sistema multibrazo en el eje trasero. De serie, la suspensión trasera es neumática. Si el conductor lo desea, puede equipar una suspensión de corte deportivo y una amortiguación de ajuste continuo.

Será el primero de su categoría con dirección activa trasera (en opción). A diferencia del sistema del Clase S, sus ruedas traseras no girarán 10 grados, sino que girarán un máximo de 2,5 grados. Una configuración más centrada en la estabilidad en carretera que en las maniobras, ya que la longitud del modelo no hace necesario este sistema.

Vendrá de serie con faros Full LED. Cuenta con los sofisticados Digital Light en opciónque permiten la proyección de señalizaciones o de advertencias, avisando al conductor sobre la presencia de peatones, semáforos, señales, etc. En caso de estar en una vía sin un carril delimitado, por ejemplo, porque se trata de una obra, las luces proyectan dos luces verticales que simulan un carril y que ayudan al conductor a mantener una trazada recta. En caso de detectar un peatón en la lejanía, las luces son capaces de destacarlo sobre el resto de elementos para que el conductor lo identifique rápidamente.  

Su diseño es muy similar al del Clase S recién llegado al mercado.

La digitalización es la principal novedad del interior, que adopta rasgos tecnológicos del lujoso Mercedes Clase S. Incorpora una gran pantalla rectangular táctil en la consola central (que sustituye a la flotante de la generación saliente) y un panel de instrumentos completamente digital. El habitáculo también crece ligeramente para mayor comodidad de los pasajeros, aprovechando que la nueva generación es más larga y más ancha.

Se puede escoger entre una pantalla de 10,25 o una de 12,3 pulgadas para la instrumentación, que aparece en una pantalla de alta resolución LCD que destaca sobre el resto del salpicadero, en vez de estar incrustada en un área dedicada. Como opción destaca un sistema head-up display de 23 cm de longitud por 9 cm de altura.

Entre el asiento del conductor y del copiloto figura un prominente túnel central que recuerda a la generación saliente, pero que reordena los elementos para adecuarse a los nuevos tiempos. El espacio que ocupaban anteriormente el climatizador, el control multimedia y un espacio de almacenamiento pertenece ahora a una consola central táctil de 9,5 pulgadas (ampliables a 11,9 pulgadas), que centraliza el sistema de infoentretenimiento (MBUX).

El vehículo puede recibir actualizaciones remotas de software.

Se tendrá que conformar con conducción autónoma de nivel 2. Cuenta con una batería de asistencias a la conducción creadas para minimizar el riesgo de accidente en carretera o al menos mitigar las consecuencias del mismo si es inevitable. En cualquier tipo de carretera, el asistente de distancia activo Distronic permite guardar la distancia con el coche precedente, reaccionando a posibles vehículos estacionados o parados en la misma cuando se circula a velocidades de hasta 100 km/h (antes eran 60). El asistente de dirección activo contribuye al mantenimiento de carril a velocidades de hasta 210 km/h. Las cámaras del vehículo, que cubren los 360 grados del mismo, mejoran la identificación del carril y a priori mejoran el comportamiento en carreteras sinuosas. El asistente de señales de tráfico identifica elementos como señales de stop o semáforos en rojo.

Su mecánica cuenta con un motor de gasolina 2.0 de 204 cv (nuevo turbocompresor de geometría variable con una tecnología denominada «con unión transversal de flujos» desarrollada en la F1) y un motor eléctrico de 150 kW (129 cv). La potencia total combinada es de 313 cv (antes 320 cv). La caja de cambios es de convertidor de par de 9 velocidades. La tracción es trasera. La velocidad máxima en modo eléctrico es 140 km/h.

La batería tiene una capacidad de 25,4 kWh (antes 13,5 kWh).

La autonomía eléctrica en ciclo WLTP es de hasta 100 km (antes 57 km).

De serie se recarga a 11 kW. En opción, en un cargador CCS Combo de 55 kW carga al 80% en 30 minutos.

Llegará en 2022.

Mercedes Clase C 300e 2022Mercedes Clase C 300e 2022Mercedes Clase C 300e 2022Mercedes Clase C 300e 2022Mercedes Clase C 300e 2022Mercedes Clase C 300e 2022

siguenos en Twitter siguenos en facebook