Nuevo Volkswagen ID.4, con hasta 522 km de autonomía y desde 35.870 euros

Volkswagen ha presentado el nuevo SUV eléctrico ID.4.

Es el segundo modelo que usará la plataforma modular MEB. El diseño del monocasco es relativamente sencillo. Está realizado enteramente con planchas de acero estampado y no incluye materiales exóticos salvo algo de aluminio en alguna pieza. Volkswagen lo hace para obtener unos costes de producción bajos. Las baterías planas tipo "skateboard" van alojadas bajo el piso. La suspensión delantera es de tipo McPherson y la trasera es multibrazo independiente.

Se trata de un SUV del segmento D. Sus dimensiones son: 4,58 m de largo (3 cm más corto que un Tiguan), 1,85 m de ancho, 1,61 m de alto, 2,76 m de batalla. La distancia libre al suelo es de 21 cm, más alto que el Tiguan que tiene 19 cm.

El maletero tiene una capacidad de 543 litros. Tiene una capacidad superior a la de modelos como: ID.3 con 385 l, Nissan Ariya con 468 l, Jaguar i-Pace con 505 l, o incluso del híbrido Toyota RAV4 con 520 l. Además cuenta con un gran portón que permitirá el alojar objetos voluminosos en el maletero.

Tiene una buena aerodinámica para tratarse de un SUV, con un coeficiente aerodinámico de 0,28. Esto es gracias, entre otras cosas, por tener un perfil afilado y por tener los tiradores de las puertas enrasados con la carrocería.

Estéticamente sigue la línea de diseño iniciada por el ID.3, al que recuerda en aspectos como los faros o la bigotera LED que converge al logo de la marca. Equipa faros Matrix LED IQ.Light interactivos. En la trasera destacan las ópticas LED 3D (las cuales incorporan detalles como las luces de freno en X) que se unen a lo ancho del portón mediante una llamativa banda luminosa.

El interior es muy similar a la del ID.3, sobrio y minimalista. Cuenta con una una instrumentación digital de 5,3 pulgadas, una pantalla de infoentretenimiento de 10 o 12 pulgadas (la de 12 en opción), y un HUD con realidad aumentada (como el ID.3). Tendrá actualizaciones OTA. También cuenta con una serie de botones físicos desde donde controlar elementos como la iluminación, los limpiaparabrisas, o el sistema de desempañado de cristales o el climatizador. El ID.4 contará con un sistema de luces LED en el interior que dotarán al habitáculo de un aspecto más moderno según avance la noche, con hasta 30 colores para establecer reflejos llamativos en el interior del vehículo. Tiene un amplio techo acristalado (en opción). Tiene un asistente de voz que admite órdenes con un lenguaje natural y se activa con la orden «Hola ID».

Los asientos delanteros del ID.4 son deportivos y cómodos al mismo tiempo. Vienen con una serie de opciones de ajuste eléctrico, mientras que sus soportes lumbares neumáticos tienen una función de masaje incorporada. El espacio para las piernas en la segunda fila de asientos es superior al de un Tiguan. Los materiales buscan extender la comodidad de un salón para hacer los trayectos más cómodos y agradables a los ocupantes. Los asientos están construidos con una combinación de cuero sintético y ArtVelours, un material de microfibra que consta de aproximadamente un 20% de botellas de PET recicladas. La piel es de tipo sintético con materiales veganos.

Las ayudas a la conducción IQ.Drive incluirán: control de crucero adaptativo, aviso de salida del carril, frenada de emergencia con asistencia en giros, reconocimiento de señales de tráfico, asistente de mantenimiento de carril, etc.

En el apartado mecánico hay las siguientes combinaciones de motores y baterías:

Pure: motor trasero con 109 kW (148 cv); batería de 52 kWh; 344 km de autonomía.

Pure Performance: motor trasero con 125 kW (170 cv); batería de 52 kWh; 341-344 km de autonomía.

Pro: motor trasero con 129 kW (174 cv); batería de 77 kWh; autonomía no declarada.

Pro Performance: motor trasero de 150 kW (204 CV); batería de 77 kWh; 501-522 km de autonomía.

GTX: tracción total con 225 kW (306 CV), batería de 77 kWh; autonomía sin declarar.

Las versiones con batería de 52 kWh cargan a 7,2 kW en 7,5 h y a 100 kW en CCS Combo en 38 min al 80% (excepto la versión Pure que carga a 50 kW en 53 min); las versiones con batería de 77 kWh cargan a 11 kW en 7,5 h y a 125 kW en CCS Combo en 38 min al 80%.

Se comercializará tres tipos de cargadores wallbox para casa. Para facilitar las recargas públicas, se ofrece el servicio We charge con el que es posible utilizar puntos de recarga de distintas compañías mediante una única aplicación (y tarjeta RFID) y factura mensual. Entre esas empresas está la red de carga ultrarrápida Ionity con la que Volkswagen no tiene un acuerdo para que sus tarifas no sean tan elevadas (0,79 €/kWh), aunque sí ofrece un servicio de suscripción con un fijo mensual con el que sí se abarata luego el precio del kWh.

Las versiones first edition se pusieron a la venta en octubre de 2020 y llegarán a principios de 2021. La versión Pure Performance y Pro Performance están a la venta desde febrero de 2021. La versión Pure Performance tiene un precio de partida de 38.085 euros. La versión Pro Performance parte de 43.590 euros. A mediados de marzo de 2021 está a la venta la versión Pure. La Pure parte de 35.870 euros.

Volkswagen ID.4Volkswagen ID.4Volkswagen ID.4Volkswagen ID.4
Volkswagen ID.4
siguenos en Twitter siguenos en facebook