La nueva generación de eléctricos de Ford

Ford ha anunciado que será una marca 100% eléctrica, y para conseguirlo, han presentado cual será su estrategia de electrificación hasta ese año.

En 2023 llegará un crossover mediado. En 2024 llegarán un crossover deportivo y el Puma eléctrico.

Ford ha anunciado una serie de cambios y objetivos de diseño que implementará para aumentar la rentabilidad y mejorar sus ofertas de vehículos eléctricos. Habrá cambios en su modelo de concesionario. Se realizarán inventarios reducidos y una mayor dependencia de los pedidos en línea para reducir los costos y mejorar aún más la rentabilidad. A través de estos cambios de concesionarios, Ford también podrá implementar más cambios en las operaciones de fabricación, cadena de suministro y distribución.

PLATAFORMAS

El Puma utilizará la actual plataforma B2E adaptada para albergar componentes eléctricos.

Ford utilizará en el crossover mediano y el crossover deportivo la plataforma MEB de Volkswagen.

GE2: Se estrenará en 2025. Es una evolución de la GE que emplea el actual Mustang Mach-E. Está destinada para SUV, crossovers y berlinas. Admitirá propulsión trasera y total.

En 2025 se dejará de utilizar la MEB y se comenzará a fabricar una plataforma nueva propia. Esta plataforma no tendrá ningún tipo de integración con VW, es muy versátil, muy capaz. Se está definiendo que segmentos cubrirá.

CHASIS

Ford también adoptará una tecnología que ha ayudado a Tesla en sus esfuerzos por reducir los costos, las grandes piezas de fundición en los bastidores. Si bien la marca no especificó qué coches recibirían estas nuevas piezas fundidas, es probable que se implementen en la próxima generación de muchos de sus modelos y en los próximos SUV, según Ford, tienen los diseños finalizados.

BATERÍAS

En la nueva generación de baterías de Ford, el factor de forma de las celdas será completamente diferente. Se utilizarán celdas prismáticas en lugar de las celdas de bolsa actuales. Además, serán más grandes, más del doble de la capacidad. Potencialmente, podrían prescindir de los módulos, adoptando la tecnología cell to pack (CTP). CATL, que será suministrador principal de baterías de Ford, ha desarrollado un sistema de refrigeración por agua que permite un diseño que eleva la densidad de energía hasta tal punto que puede incluso competir con las químicas de celda más caras.

También trabajarán para reducir el tamaño de la batería y mantener el alcance, gracias a la tecnología aerodinámica que esperan obtener del nuevo equipo de F1 de la compañía.

LFP: Estas baterías están dirigidas a gamas o versiones de entrada. Tienen algo menos densidad energética que las NCM, pero se ha trabajado en minimizar la perdida de autonomía. Reducen su dependencia de minerales críticos escasos como el níquel y, a de la variabilidad de precios, generando un ahorro de materiales del 10 al 15% para las baterías en comparación con las NCM. Permitirán bajar los precios de las baterías a unos 70 dólares por kWh. Prescinden de módulos. Serán suministradas por CATL. Las estrenará en Mustang Mach-E en 2023.

IonBoostSon baterías NCM con alto contenido en níquel. Las nuevas baterías de iones de litio IonBoost están desarrolladas por Ford y SK Innovation. Finalmente serán fabricadas por LG Energy Solution.

Estado sólido: Están desarrolladas en colaboración con Solid Power. Se estrenarán antes de 2030 en turismos. Ofrecerán una mejora del 30% en la autonomía y potencias de carga más rápidas.

nueva generación de eléctricos de Fordbaterias fordbaterias ford

Sígueme en Facebook  Sígueme en Twitter