Tesla elimina el radar del Autopilot para confiar en el Tesla Vision

Tesla ha dado un giro inesperado hacia la conducción autónoma, no solo había descartado usar el Lidar, sino que ahora también abandona el radar. El resto de fabricantes consideran estos dos elementos esenciales para una conducción autónoma segura, pero parece que Tesla lo alcanzará con su propio camino.

Este arriesgado paso forma parte del plan de Tesla para dotar a sus coches de un sistema de conducción autónoma total basado únicamente en la visión, aportada por las cámaras del coche eléctrico, Tesla Vision.

El radar frontal ofrece una vista a larga distancia de los objetos lejanos de 160 m, sin embargo, el potente procesamiento visual es capaz de alcanzar los 250 metros.

Con la evolución de la Inteligencia Artificial que están incorporando las nuevas versiones de software y gracias a los sensores bitstream y las cámaras, se consiguen más bits por segundo, en orden de magnitud, respecto al radar.

Pronto llegará una nueva actualización permitirá detectar las luces de freno de los vehículos que les preceden.

Pero esto no es todo, porque en poco tiempo las cámaras serán incluso capaces de detectar intermitentes, luces de ambulancias e incluso gestos realizados con la mano por otros conductores.

En un futuro, el Autopilot no solo se guiará mediante las cámaras, sino que incorporarán micrófonos que permitirán detectar sirenas de vehículos de emergencias.

Tesla Vision

siguenos en Twitter siguenos en facebook