El Audi e-tron 55 quattro mejora la refrigeración de la batería para cargarse más rápido

A la hora de fijarnos en las prestaciones de un coche eléctrico, la rapidez de carga de la batería es muy importante, pero normalmente solo se proporciona la potencia máxima la cual puede cargarse la batería. La potencia máxima nos da una pista sobre lo rápido podremos cargar, pero la clave realmente está en la curva de carga. Esta curva refleja la manera el tiempo que se tarda en alcanzar la potencia máxima y el tiempo que se puede mantener. Con cargas rápidas en corriente continua se pueden alcanzar potencias muy elevadas que generan una gran cantidad de calor debido a las resistencias internas en la batería. Una buena gestión térmica de la batería, más tiempo se podrá cargar a la potencia máxima, y menos abrupta será la caída de dicha potencia en la parte final.

Audi ha desarrollado un nuevo adhesivo termoconductor más eficiente, para fijar el sistema de refrigeración a la carcasa de la bateríaEste nuevo gel transfiere de manera uniforme el calor producido por las celdas de la batería al sistema de refrigeración, asegurando que la temperatura permanezca siempre en un rango óptimo de entre 25 y 35 grados centígrados.

Durante la carga con corriente continua y 150 kW de potencia, el refrigerante se encarga de disipar el calor que se genera como resultado de la resistencia eléctrica interna de la batería. Para ello, la batería del Audi e-tron cuenta en total con cuatro circuitos y 40 metros de líneas de refrigeración, por las que circulan 22 litros de refrigerante.

El núcleo del sistema de refrigeración está fabricado con perfiles extruidos, ubicados justo debajo de los módulos de la batería en posición perpendicular a la trayectoria de avance del coche. Un diseño que, al mismo tiempo, está pensado para ofrecer una alta resistencia en caso de accidente.

Con estas mejoras, Audi asegura que el e-tron 55 quattro (la versión de mayor batería) se puede cargar a la potencia máxima de 150 kW durante algo más de tiempo. Ahora el e-tron puede recuperar 110 km de autonomía en 10 minutos con carga rápida (antes recuperaba 100 km en 10 minutos), y pasar del 5 al 95% de carga en 45 minutos (antes tardaba 50 minutos).

Audi e-tron 55 quattro mejora refrigeración batería carga rápidaAudi e-tron 55 quattro mejora refrigeración batería carga rápida
siguenos en Twitter siguenos en facebook