Volkswagen Passat GTE (2019), híbrido enchufable con 55 km de autonomía eléctrica

Tras la entrada en vigor del ciclo de homologación WLTP en Europa, Volkswagen tuvo que retirar del mercado varios de sus modelos híbridos enchufables como el GTE porque no cumplían los requisitos de esta regulación.
Ahora, aprovechando que el Passat le tocaba un restyling, se ha actualizado el sistema de propulsión para superar la normativa de anticontaminación a la vez que el modelo recibe una puesta al día en varios apartados del vehículo.
Una de las mejoras más destacadas es que se hace más "inteligente" tanto en el sistema de infoentretenimiento como en los asistentes a la conducción.
Incorpora la tercera generación del denominado Modular Infotainment Matrix (pantalla con control gestual y otras funciones), nueva interfaz y cuadro de instrumentos digital o Digital Cockpit de 11,7 pulgadas que siempre está conectado mediante una tarjeta SIM integrada en el vehículo. La gama ofrecerá tres tipos de sistemas multimedia: Composition Media (6,5 pulgadas), Discover Media (8 pulgadas) y Discover Pro (9,2 pulgadas).
También se podrá controlar a través de un control natural por voz (¡Hola Volkswagen!, y el comando que queramos).
En el apartado de los asistentes a la conducción, el paquete de asistentes de nivel 2 de conducción autónoma los denominan IQ.Drive y contiene las siguientes funciones: conducción pilotada o Travel Assist (control de crucero adaptativo y predictivo que guía lateral y longitudinalmente el vehículo en un amplio rango de velocidades de 0 a 210 km/h), función Stop&Go en retenciones, mantenimiento de carril o Lane Assist, asistente para maniobras con remolque o Trailer Assist, y la ayuda de aparcamiento automática o Park Assist.
Se ofrecerá faros y pilotos LED de serie, y en opción pueden ser los nuevos faros IQ.LIGHT (matrix LED).
La propulsión híbrida está compuesta por los mismos motores que el Passat anterior, un 1.4 TSI de gasolina de 156 CV y un eléctrico de 85 kW (115 CV), que combinan una potencia de 218 CV. La única variación es que el motor de gasolina incorpora un nuevo filtro de partículas y una presión de inyección mayor para tener menos emisiones contaminantes.
La potencia la transmite a las ruadas a través de una caja de cambios de doble embrague de seis velocidades DSG.
La capacidad de la batería de litio se incrementa de 9,9 a 13 kWh. Está ubicada en el suelo del vehículo, por delante del eje trasero, y no resta capacidad de maletero.
La autonomía eléctrica en ciclo WLTP es de 57 km la berlina (el anterior hacía 50 km en ciclo NEDC) o 55 km el variant.
El cargador integrado de 3,6 kW carga la batería en un Wallbox en 4 horas. En un enchufe doméstico subiría a 6 horas y 15 minutos.
Con el objetivo de usar el mayor tiempo posible el modo eléctrico en conducción urbana, se ha reducido de cinco a tres los modos de conducción disponibles.: E-Mode, 100% eléctrico; GTE, puramente deportivo; Híbrido, la propulsión es mixta entre el motor eléctrico y el TSI.
Está a la venta a partir de noviembre de 2019. El precio de partida es de 48.665 euros para la berlina y en 49.845 para el Variant.

volkswagen passat gte 2019volkswagen passat gte 2019volkswagen passat gte 2019
siguenos en Twitter siguenos en facebook