Los vehículos eléctricos de Volkswagen serán neutros de CO2 y se reciclarán casi todos sus componentes

Es cierto que aunque un vehículo eléctrico no emita gases contaminantes durante su uso, si lo hay durante todo su ciclo de vida si se fabrica y se carga mediante energías procedentes de centrales térmicas. También otro aspecto a tener en cuenta es que hay materiales que actualmente no se reciclan y acaban en sitios indeseados. Para corregir esto y realmente ser lo más ecologistas posibles, Volkswagen va a rediseñar todos los procesos, desde la fabricación hasta el achatarramiento.
La fabricación de cada componente se realizará con energía 100% limpia, con ello estiman que la gama eléctrica de la marca evite la emisión de un millon de toneladas al año. La fabrica de Zwickau, Alemania, será la primera en estar preparada para usar energía verde cuando se inicie la fabricación del ID.3, el primer coche eléctrico de la marca.
Una vez que el coche ha sido fabricado, Volkswagen fomentará soluciones de carga para particulares y empresas. La nueva iniciativa denominada Elli, consiste en que el cliente que se compra un Volkswagen eléctrico pueda realizar la mayor parte de las gestiones relacionadas con el vehículo sin salirse de la propia marca. Con esto se podrá acceder a un catálogo de puntos de recarga para el hogar y la elección de una tarifa para la recarga de su vehículo, siempre usando energías 100% renovables y aplicando tecnologías de carga inteligente que permitan sacar el máximo provecho a las tarifas nocturnas. La oferta contará con un cargador de hasta 11 kW con capacidad para conectarse a internet, y también contará con una herramienta para poner realizar pagos por la recarga.
Para los más exigentes, Volkswagen pondrá a disposición un cargador de hasta 22 kW con capacidad bi-direccional. Este podrá conectarse una instalación fotovoltaica y también almacenar excedentes de los paneles para inyectar en la vivienda cuando no hay aporte del sol. Para esto será necesario contar con una toma CCS Combo.
¿Y cuando tengamos que recargar en un lugar publico? El fabricante recomienda que se usen puntos de carga con energía verde como, por ejemplo, la red IONITY en la que ellos colaboran.
Para finalizar, se está ultimando una nueva planta de reciclaje en la fábrica de Salzgitter, Alemania, que pondrá en practica todo el conocimiento que el fabricante lleva investigando hace años.
El proceso de reciclaje comienza con una clasificación que decide si la batería puede reutilizarse en sistemas de almacenamiento energético o si deben reciclarse sus componentes. En caso de que haya que proceder al reciclado, se desmontará y triturará las diferentes partes de la baterías. El “polvo negro” obtenido se separará en sus diferentes componentes (litio, cobalto, manganeso, níquel…) mediante procesos químicos y físicos. Más adelante estas materias primas podrán reutilizarse para crear nuevas baterías.
Tras la planta en Salzgitter llegarán próximamente otras instalaciones descentralizadas para reciclar las baterías de los vehículos Volkswagen a nivel global. El objetivo a largo plazo es conseguir reciclar el 97% de los materiales de los vehículos, si bien con la nueva planta se conseguirá pasar del actual 53% a un nada desdeñable 72%. Además, al ser las baterías uno de los componentes más contaminantes de los coches eléctricos, su reciclado y reutilización serán claves para poder hacer totalmente sostenibles a los coches eléctricos.


vehiculos electricos volkswagen neutro co2 y reciclaje
vehiculos electricos volkswagen neutro co2 y reciclaje
siguenos en Twitter siguenos en facebook