Qualcomm presenta el procesador de conducción autónoma Snapdragon Ride Flex

Qualcomm ha mostrado su nuevo procesador de conducción autónoma Ride Flex.

El procesador está fabricado en un proceso avanzado de 4 nanómetros.

El procesador Snapdragon Ride Flex cuenta con soporte para cargas de trabajo de criticalidad mixta, de forma que desde el mismo procesador se puede controlar el cuadro de instrumentos, el sistema de infoentretenimiento, y sistemas de asistencia al conductor (ADAS) que mejorarán la seguridad del vehículo.

El Snapdragon Ride Flex está "preintegrado" con la pila Snapdragon Ride Vision, lo que permite una asistencia al conductor altamente escalable y segura y experiencias de conducción automatizadas empleando una cámara frontal para cumplir con los requisitos reglamentarios y sensores multimodales (cámaras múltiples, radares, LiDARs y mapas) para una percepción mejorada que crea un modelo ambiental alrededor del vehículo que alimenta los algoritmos de control del vehículo.

El Ride Flex se escala de acuerdo con las necesidades de los fabricantes de automóviles, desde el nivel de entrada hasta el de gama alta, lo que permite, por ejemplo, grupos de instrumentos integrados con gráficos envolventes, junto con pantallas de infoentretenimiento y juegos, y pantallas de entretenimiento en los asientos traseros. El procesador Flex está diseñado para ser una plataforma ideal de cómputo central en el vehículo que alimenta las soluciones de "Vehículo definido por software" de próxima generación, proporcionando un cómputo seguro heterogéneo y de alto rendimiento con la capacidad de ejecutar cargas de trabajo nativas de la nube críticas mixtas y flexibles.

Ya en fase de muestra, y se espera que empiecen su producción en masa de cara a 2024.

procesador qualcomm snapdragon ride flexprocesador qualcomm snapdragon ride flex