Bosch presenta un cable de carga portátil versátil, ligero y sin caja de control

Bosch ha presentado un nuevo cable de carga para recargar en wallbox sin manguera o enchufes domésticos.

El cable de carga incorpora adaptadores para enchufes de tipo 2 y schuko, por lo que no hay necesidad de llevar un segundo cable en el coche.

El cable cuenta con la innovación de no necesitar una caja de control. Para sustituir esta caja, el extremo del cable tiene los componentes para controlar y monitorizar la potencia de carga. En el caso del adaptador para el cargador doméstico, en el otro extremo se encuentra el control de temperatura. Esto garantiza que no se produzca sobrecargas o sobrecalentamientos, incluso con una carga con corriente doméstica de 2,3 kW. Además, está preparado con una tecnología de seguridad que desactiva el cable si algo de esto ocurre. El cable trifásico permite la carga en corriente alterna en modo 2 y 3 de hasta 22 kW.

Su peso es de menos de tres kilogramos, lo que supondría alrededor de un 40% más ligero que los cables de carga actuales.

Es bastante más flexible, por lo que se puede llevar en el coche ocupando menos espacio.

Bosch quiere que el nuevo cable sea un equipamiento estándar para los vehículos eléctricos. Se pretende comenzar a comercializar el cable a los fabricantes de automóviles y a los conductores a mediados de 2022.

cable de carga boschcable de carga boschcable de carga bosch

siguenos en Twitter siguenos en facebook