CATL presenta su batería de iones de sodio

CATL ha presentado su nueva tecnología de baterías de iones de sodio (Na-ion).

Las baterías de iones de sodio tienen un funcionamiento al de las baterías de iones de litio, pero con unas ventajas medioambientales y de costes superiores al litio. El sodio es mucho más abundante que el litio, y su obtención es más ecológica.

Hasta ahora no era viable por culpa de que tenía un rápido desvanecimiento en cada ciclo de carga. CATL ha solucionado este problema añadiendo un material blanco de Prusia en el cátodo y un material de carbono (grafeno) en el ánodo.

Los iones de sodio tiene una buena capacidad de carga rápida, pueden cargarse al 80% en 15 minutos. Tienen mejor rendimiento a bajas temperaturas, a temperaturas de -20 grados Celsius conserva el 90% de su capacidad. Su eficiencia de integración del sistema es superior al 80%. La estabilidad térmica supera lo requisitos de seguridad de baterías.

El punto débil de este tipo de baterías es la densidad energética, que es de 160 Wh/kg. Las baterías de litio ferrofosfato (LFP) actuales de CATL tienen una densidad de 200 Wh/kg, y las de níquel-cobalto-manganeso (NCM 811) ronda los 300 Wh/kg.

La primera generación de estas celdas irán mezcladas en el pack de baterías con unas de iones de litio, para compensar la menor densidad energética y cubrir algún déficit. El BMS podrá decidir que tipo de celda emplear en cada momento.

En una segunda generación se alcanzará una densidad energética de 200 Wh/kg.

Se comenzarán a comercializar a partir de 2023.

catl bateria iones de sodiocatl bateria iones de sodio

siguenos en Twitter siguenos en facebook