La decepcionante carga rápida del Mazda MX-30

El Mazda MX-30 es un eléctrico que tiene una autonomía teórica por debajo de la media del mercado, algo que podría ser compensado con una recarga rápida para tenerlo más tiempo a disposición, sin embargo, su carga rápida también es de las peores que existe ahora mismo respecto a la competencia.

Sobre el papel, el vehículo puede alcanzar un máximo de 50 kW de potencia, recuperando el 80% de su rango en 40 minutos, pero en la realidad dista de dicha cifra.

En condiciones reales, el sistema de carga rápida en corriente continua del Mazda MX-30 muestra una curva de carga con un pico máximo de 37 kW, manteniéndose más o menos estable hasta alrededor del 55%, cuando empieza a caer, alcanzando unos 22/23 kW al 80%, y terminando con 15 kW casi al 100%. Esto convierte al Mazda MX-30 en uno de los coches eléctricos con menor potencia de carga del mercado, por debajo incluso del Nissan LEAF 24 kWh de 2010, que superaba con facilidad los 40 kW.

curva carga rapida mazda mx-30

siguenos en Twitter siguenos en facebook