Adelanto nuevo Renault Mégane eléctrico, con más de 450 km de autonomía y 130 kW de carga

Renault ha presentado el prototipo eléctrico del próximo compacto de la marca. Adelanta el 95% de como será el nuevo Mégane eléctrico.

Estrena la nueva plataforma modular dedicada denominada CMF-EV (Common Module Family Electric Vehicle), desarrollada entre Renault y Nissan. Sirve para turismos y SUV de diferentes longitudes, y permite usar baterías de distintos tamaños y potencias, en posición horizontal o vertical y cuya estructura portante es parte de la arquitectura de absorción de impactos del vehículo. El primer modelo en salir al mercado con la plataforma CMF-EV será uno basado en el Mégane eVision.

Es un compacto con las siguientes dimensiones: 4,21 m de largo (15 cm más corto que un Mégane térmico), 1,80 m de ancho, 1,50 m de alto (5 cm más), 2,70 m de batalla (4 cm más). El maletero tiene 380 litros de capacidad.

Algunos elementos de la carrocería están destinados a favorecer la creación de una cortina de aire alrededor del coche para reducir la resistencia aerodinámica, como también lo hacen el alerón posterior o las manetas eléctricas de las puertas, que se esconden durante la marcha y aparecen cuando se aproxima el conductor o el copiloto.

Estéticamente, el modelo de serie mantendrá elementos como los tiradores de las puertas delanteras encastrados (en las traseras estarán ocultos en el pilar C como en el Clio) y los marcados pasos de rueda tipo SUV. Los faros serán full LED de serie y Matrix LED en opción, tendrán un aspecto más convencional, aunque se mantendrá la falsa parrilla iluminada. Las cámaras retrovisoras darán paso a unos clásicos espejos. La firma lumínica en Z, el capó elevado, los reducidos voladizos, la musculosa línea lateral, el pilar C flotante, el techo bicolor, el alerón o los pilotos unidos a lo ancho del portón llegarán al modelo definitivo. Posiblemente el logo de la marca deje de servir como tapa para la toma de carga, si bien todavía está por confirmar.

En el interior cobran mucha importancia las luces, que tanto delante como detrás crean formas tridimensionales que engloban el logotipo de Renault y sirven para crear efectos luminosos particulares. Algunas de estas, junto con otras funciones destinadas a mejorar la vida a bordo, están integradas en lo que Renault ha llamado ecosistema LIVINGTECH. Por ejemplo, la iluminación interior con saludo personalizable o una pantalla multimedia que permanece escondida cuando el coche está apagado y aparece al aproximarse para dar un mensaje de bienvenida.

Tiene un cuadro digital, Head-up Display, y una pantalla táctil vertical que incluirá actualizaciones OTA. Aunque el coche contará con accesos directos físicos, perderá las ruletas del climatizador vistas en otros Renault. En un principio seguirá los pasos de los últimos lanzamientos de la marca en cuanto a calidad interior, con un habitáculo de acabados y materiales más cuidados.

Para que el salpicadero ocupe menos espacio, el módulo de aire acondicionado es más compacto que en los actuales modelos eléctricos de Renault. El habitáculo se climatiza obteniendo calor del circuito de refrigeración de la batería y el motor.

Tendrá sistema de conducción autónoma de nivel 2.

El motor de este prototipo está situado delante y la tracción es delantera, pero la plataforma está diseñada para alojar un segundo motor que mueva las ruedas traseras. El motor tiene una potencia de: 160 kW (217 cv) con función boost de 378 cv asociado ala batería grande; y de 100 kW (136 cv) con la batería pequeña. Podría haber un motor de 100 kW (136 cv) asociado a la batería pequeña. Está refrigerado por aceite. Hay mejoras en el motor y la unidad de gestión.

La batería (de LG Chem) tiene dos capacidades: 40 kWh y 60 kWh. Está situada en los bajos del coche con un grosor extremadamente fino. Un Zoe aumenta 12 cm la altura respecto a Clio y un ID.3 se eleva 11 cm comparado a un Golf, sin embargo, este Mégane solo se eleva 5 cm. Están refrigeradas por líquido. Hay mejoras en la refrigeración de la batería. La de 60 kWh llegará primero a principios de 2022, y la de 40 kWh más adelante.

La autonomía homologada en ciclo WLTP es de: más de 300 km con la batería de 40 kWh; y de más de 450 km con la batería de 60 kWh.

En corriente alterna podrá cargarse a una potencia de 22 kW. En un cargador CCS Combo de 130 kW permite recuperar 200 km de autonomía en 13 minutosPosiblemente la variante de 40 kWh esté limitada a 100 kW en continua. También dispone de tecnología V2G, que permite enchufar el vehículo aparcado en la vía pública a un punto de recarga de la red eléctrica (por ejemplo, una farola con cargador) y funcionar de manera bidireccional, bien cargando, bien transfiriendo parte de la carga de su batería a la propia red.

Han trabajado en mejorar la eficiencia del sistema de regeneración durante las frenadas (ERS).

La versión de producción se presentará en otoño de 2021 y llegará al mercado a principios de 2022.

renault megane evisionrenault megane evisionplataforma renault cmf-evplataforma renault cmf-ev

siguenos en Twitter siguenos en facebook