Las baterías 4680 de Tesla se enfrían solas

Las celdas 2170 emplean un serpentín lleno de líquido que recorre toda la batería eliminando el calor desde las dos caras cilíndricas de las celdas. Este sistema consume espacio dentro del paquete, lo que limita su eficiencia volumétrica y reduce el material activo que se puede incluir en ella.

A medida que aumenta el diámetro de la celda, el calor generado en su interior se eleva mucho más rápido de lo que lo hace el área de la superficie de la base del cilindro, por lo que la capacidad para eliminarlo a través de los laterales se reduce. Por lo tanto, los actuales sistemas de refrigeración no sirven para el nuevo diseño y era necesario reinventar todo el proceso.

El nuevo diseño tabless de las celdas 4680, cambia la pestaña conectora única que une los electrodos con la carcasa por múltiples pestañas internas, con lo que facilita el desplazamiento de los electrones. Los propios electrodos son placas de enfriamiento perfectas, que permiten extraer el calor del centro de la celda y sacarlo fuera por la parte superior e inferior.

La reducción de la resistencia interna funciona como un sistema de refrigeración integrado en el propio cuerpo de la batería, prescindiendo de los habituales serpentines que la recorren. Esta característica permite que sea posible eliminar los módulos en los que estas se agrupan dentro de la batería y que estas se enfríen solas. Al no necesitar estar separadas por módulos, se colocan directamente las celdas en el marco de aluminio fundido de la batería. Esto reduce el volumen, el peso y el precio.

También hay una característica más, en lugar de un relleno que funciona como un retardante de llama, que es lo que se pone en los paquetes de baterías del Model 3 y del Model Y, el nuevo relleno es también un adhesivo estructural que se une eficazmente a la cara superior e inferior, que permite hacer una transferencia de cizallamiento entre los laterales superior e inferior.

batería 4680 tesla

siguenos en Twitter siguenos en facebook