Porsche Panamera 4S E-Hybrid (2021), híbrido enchufable con hasta 53 km de autonomía eléctrica

Porsche ha actualizado la versión híbrida enchufable del Panamera. Desaparecen las anteriores versiones 4 E-Hybrid (462 cv) y Turbo S E-Hybrid (680 cv), y ahora solo hay disponible la nueva versión 4S E-Hybrid (560 cv).

El diseño ha cambiado ligeramente, destacando el nuevo frontal, con unas tomas de aire modificadas gracias a que ahora el paragolpes con aspecto Sport Design es de serie. Tiene grandes tomas de aire laterales y luz diurna de una sola franja. En la parte posterior destaca la nueva franja de pilotos traseros, que le asemejan al Porsche 911 992 actual y un poco al Taycan gracias al diseño en tres dimensiones de la franja que une ambos grupos ópticos en los extremos. Las letras Porsche se integran en esos grupos ópticos que, especialmente de noche, cambian bastante el aspecto exterior del coche. También se estrena una nueva gama de colores para la carrocería y nuevas llantas de 20 y 21 pulgadas.

El interior se mantiene prácticamente inalterado. Entre su equipamiento destaca: el HUD con información proyectada en el parabrisas; el nuevo Porsche Communication Management (PCM), que estrena un sistema de control por voz mejorado y ampliado; el asistente de aparcamiento con Surround View que permite ver el coche en 3D desde diferentes vistas, y el Apple CarPlay inalámbrico.

Ha recibido una nueva puesta a punto del chasis con el objetivo de mejorar tanto el confort de marcha como su respuesta dinámica. Para ello, se ha revisado el sistema de suspensión neumática activa Porsche Active Suspension Management (PASM) y el control electrónico antibalanceo Porsche Dynamic Chassis Control Sport (PDCC Sport). Además, estrena una nueva dirección electromecánica. También monta unos nuevos neumáticos con un compuesto de caucho más blando y una banda de rodadura optimizada, que permiten aumenta el confort, la respuesta en curvas de alta velocidad, y disminuye la resistencia a la rodadura.

Entre los sistemas de seguridad destaca el Porsche InnoDrive, un control de velocidad inteligente que emplea un radar, una cámara y los datos del navegador, para mejorar la eficiencia y seguridad de la conducción. Este sistema adapta su velocidad también a las posibles restricciones y la topografía del terreno. Además puede funcionar como asistente de conducción en atascos (a velocidades de hasta 60 km/h y en vías con varios carriles, mantiene el coche dentro del carril, arranca y frena con el resto de vehículos) sin la intervención del conductor. Si el coche detecta que a la persona al volante le puede estar pasando algo, primero intentará advertirle, luego dará un pequeño tirón al cinturón de seguridad, dará un toque a los frenos, y si todo esto no funciona, el coche frenará y se detendrá, activará las luces de emergencia y llamará al 112.

También equipa otros elementos de seguridad importantes como: faros matrix LED con PDLS Plus (luz dinámica); visión nocturna; Risk Radar, un sistema que emplea los sensores del automóvil para recopilar datos sobre el tráfico y la vía (atascos, firme deslizante) y los puede compartir con otros vehículos que cuenten con el mismo sistema. 

En cuanto a la mecánica, combina un motor de gasolina biturbo V6 2.9 de 440 CV con un motor eléctrico de 100 kW (136 cv). La velocidad máxima en modo eléctrico es de 140 km/h (igual que antes). La transmisión PDK es de doble embrague y 8 velocidades. La caja de cambios recoge la información de la ruta que provee el navegador, el radar y la cámara frontal para funcionar durante más tiempo con el sistema de avance por inercia (a vela) y así disminuir el consumo.

La batería tiene 17,9 kWh de capacidad (antes tenía 14,1 kWh). Está situda en la parte trasera, y sus dimensiones son muy parecidas a la anterior gracias al empleo de celdas mejoradas.

La autonomía eléctrica en ciclo WLTP es de entre 46 y 53 km (antes homologaba 36-44 km).

Se puede recargar a una potencia máxima de 7,4 kW.

Se han optimizado los modos de conducción para que sea más eficiente y regenere más energía. El servofreno electromecánico eBKV (herencia del Taycan), combina la recuperación eléctrica con la deceleración mecánica sin que el conductor sienta nada en el pedal de freno. 

Puede usarse el motor de gasolina como generador eléctrico usando el modo E-Charge. En este caso, Porsche ha modificado la gestión respecto a los Panamera híbridos anteriores y ahora sólo se efectúa la recarga hasta el 80 %. De este modo, se degrada menos la batería y se mantiene la máxima capacidad  de frenada regenerativa (si la batería se carga al 100%, no puede almacenar más energía y la frenada regenerativa no tiene dónde almacenar la energía).

Ya puede encargarse en los concesionarios y las primeras unidades llegarán en octubre de 2020. El precio de partida es de 133.593 euros. La variante familiar Sport Turismo parte de 136.497 euros.

Porsche Panamera 4S E-HybridPorsche Panamera 4S E-HybridPorsche Panamera 4S E-HybridPorsche Panamera 4S E-HybridPorsche Panamera 4S E-HybridPorsche Panamera 4S E-Hybrid

siguenos en Twitter siguenos en facebook