Nuevo Mercedes Clase S 580e, híbrido enchufable con hasta 103 km de autonomía eléctrica

Mercedes ha presentado la nueva generación del Clase S.

Su fabricación está libre de emisiones de CO2, ya que su producción se realiza en una nueva fábrica sostenible que recientemente a estrenado la marca.

El maletero es más pequeño que el de los demás Clase S (Mercedes no ha facilitado el volumen del mismo), pero no tiene un escalón en medio del área de carga como el del S 560 e L.

Luce un frontal actualizado que seguirá las líneas maestras de los últimos lanzamientos de la marca. La parrilla que gana en presencia y aumenta la presencia de cromados con el fin de ganar elegancia. Hay dos estilos de tiradores para las puertas, unos de tipo asa tradicionales y otros que se ocultan automáticamente en la puerta.

Los faros son siempre LED (MULTIBEAM LED). En opción está el sistema Digital Light, que añade a cada faro un módulo con tres LED de muy alta potencia. La luz de estos tres LED se refleja hacia la carretera mediante 1,3 millones de microespejos. Estos píxeles de luz crean un haz que se adapta a las condiciones de circulación con una precisión muy superior al que crean los faros MULTIBEAM LED (hasta 100 veces más). También pueden proyectar imágenes sobre el asfalto símbolos que nos avisan de obras en la carretera, peatones, señales de stop, dirección prohibida,etc.

Tiene un coeficiente aerodinámico de 0,22, uno de los vehículos más aerodinámicos del mundo.

Se ha rediseñado la suspensión posterior para hacerla más compacta (su altura es 27 mm inferior), y así gana espacio para la batería y el depósito de carburante.

En materia de seguridad, entre las plazas delanteras se ha instalado un airbag central. Su cometido es que en impactos laterales, el cuerpo del conductor no impacte contra el del acompañante o viceversa. Es capaz de evitar traumatismos craneoencefálicos en los impactos más graves. No funcionará si nadie ocupa el asiento del acompañante.

Será el primer coche del mundo con airbag frontal para las plazas traseras (en conjunción con los cinturones de seguridad inflables y los airbags de cintura). Ubicados en los respaldos de los asientos delanteros, estas bolsas de aire se abren en forma de U y tienen una estructura tubular de gran tamaño, mayor que la de los airbags frontales, diseñada para recoger y soportar nuestro cuerpo con suavidad.

También tandrá una nueva función Pre-Safe Impulse Side. Usa sensores de radar para identificar un impacto lateral inminente. Cuando la colisión está cerca, la suspensión E-Active Body Control alzará la altura de la suspensión en 80 mm en cuestión de ms para desviar el impacto a través de estructuras más rígidas.

Dispondrá de de conducción autónoma de nivel 3 (DRIVE PILOT), aunque por el momento solo estárá permitido en Alemania a partir de la segunda mitad de 2021. Será capaz de llegar al nivel 4 más adelante a través de actualizaciones de su software.

Entre los asistentes a la conducción destacan: alerta de vehículo en punto muerto para cuando los pasajeros salen del habitáculo, y lo hace cuando un sensor detecta que acercamos nuestra mano al asa de la puerta; sistema Active Steering Assist actuará sobre la dirección para crear un "corredor de emergencia", si detecta que un vehículo de emergencia (ambulancia, policía, bomberos...) se aproxima a nosotros.

El sistema MBUX de última generación se ha integrado un avanzado sistema de aparcamiento autónomo. Las cámaras en 360 grados permiten un control en 3D de los alrededores del coche, incluso con la posibilidad de hacer zoom. El sistema de aparcamiento automático funciona haciendo uso completo de las ruedas traseras directrices y 12 sensores ultrasónicos controlando la posición del coche con respecto a los obstáculos.

Su interior es completamente distinto al de cualquier otro modelo actual de la marca porque la zona central del salpicadero es una pantalla de gran formato orientada en vertical. Mercedes abandona el diseño de dos pantallas contiguas en formato apaisado. Podrá haber hasta cinco pantallas, tres de ellas en la parte trasera. Desde cada pantalla, los usuarios podrán identificarse mediante vía PIN, huella dactilar, por reconocimiento facial o por voz, para que se carguen sus preferencias. Estos datos están almacenados en internet, por lo que en el futuro un usuario podrá usarlos en distintos modelos de Mercedes.

La pantalla de infoentretenimiento podrá tener un panel OLED de 12,8 pulgadas con respuesta háptica y control gestual. La pantalla del cuadro de instrumentos podrá ser normal o con un sistema de visualización en 3D. También será novedad un HUD proyectado sobre el parabrisas con realidad aumentada que da sensación de profundidad. Superpone los datos sobre el campo de visión del conductor, y en el lugar adecuado de la vía, las indicaciones del navegador y de los asistentes de conducción.

El Clase S estrena la segunda generación del sistema MBUX. Ahora está interconectado con más elementos del coche, y en combinación con unas cámaras colocadas en el techo, interpreta los movimientos de los pasajeros para activar automáticamente funciones. Basta con una mirada a uno de los retrovisores exteriores para poder ajustarlos directamente, sin necesidad de seleccionarlo previamente. También se reconocen movimientos naturales de las manos, el conductor y los pasajeros pueden abrir el techo corredizo sin necesidad de tocar ningún mando. Con ayuda del gesto de favoritos pueden activarse las funciones deseadas. El asistente de voz ha sido mejorado y reconoce qué pasajero da la instrucción, esté sentado delante o detrás. Además identifica algunas instrucciones sin necesidad de comenzar la frase con las palabras de activación «Hey Mercedes».

En cuanto a su mecánica, combina un motor de gasolina 3.0 de 6 cilindros de 367 cv (el mismo que la versión anterior) con un motor eléctrico de 110 kW/150 cv (antes tenía 90 kW/122 cv). La potencia máxima combinada es de 510 cv (antes tenía 476 cv). La caja de cambios automática es de convertidor de par de nueve relaciones (9G-Tronic). La velocidad máxima en modo eléctrico es de 140 km/h.

La batería tiene una capacidad de 28,6 kWh (21,5 kWh útiles).

La autonomía eléctrica en ciclo WLTP es de entre 81 y 103 km (antes tenía 45 km). Se situará como un paso intermedio entre los Clase S térmicos y el EQS.

En corriente alterna se recarga a un máximo de 11 kW. En un cargador CCS Combo de 60 kW se recarga completamente en aproximadamente 30 minutos.

Se ha mejorado la función de recuperación de energía cinética durante la desaceleración o la conducción cuesta abajo optimizando la interacción con el freno hidráulico. La potencia de recuperación de energía puede llegar a ser de hasta 120 kWDetrás del volante hay una levas que sirven para variar la recuperación de energía cuando se deja de pisar el acelerador. Se puede pasar de una retención muy alta, que permite conducir casi sin tocar el pedal del freno, a una posición de retención nula, con la que el coche circula como si fuera en punto muerto.

Cuenta con la estrategia de operación inteligente basada en la ruta activa el modo de conducción eléctrico en los momentos más apropiados para maximizar la autonomía. Tiene en cuenta los datos de navegación, la topografía, los límites de velocidad y las condiciones del tráfico a lo largo de todo el itinerario planificado.

Llegará en verano de 2021.

Mercedes Clase S 580 e
Mercedes Clase SMercedes Clase Smercedes clase s hibrido enchufableMercedes Clase SMercedes Clase SMercedes Clase S 580e
siguenos en Twitter siguenos en facebook