El Tesla Model S Long Range Plus aumenta su autonomía hasta los 647 km

Tesla ha actualizado el Model S para dotarle de más autonomía, pero esta vez no ha sido con una simple actualización de software o añadiendo una batería de mayor capacidad. Tesla ha llevado a cabo varios cambios que convierten al Tesla Model S Long Range Plus en el primer coche eléctrico de la historia en superar las 400 millas de autonomía en ciclo EPA, o lo que es lo mismo, equivale a una autonomía de 647 km en WLTP.
Esto supone un incremento de un 20% de autonomía respecto al primer Model S que montó una batería de 100 kWh (sin contar la versión prestacional P100D, que tenía mayor consumo). Aquel primer Model S 100D homologaba 539 km de autonomía EPA cuando salió al mercado en el año 2016.
Estas son las principales mejoras del nuevo Tesla Model S Long Range Plus.
La masa es el enemigo de la eficiencia y del rendimiento prestacional. Tesla ha aplicado en los Model S y Model X algunos procesos de fabricación que se aplican en el Model 3 y el Model Y para conseguir ahorros de peso. Por ejemplo, ahora los asientos del Model S están fabricados internamente por Tesla y son más ligeros, y se han empleado materiales más livianos en la batería y el propulsor.
Se ha introducido un nuevo diseño de llantas aerodinámicas, llamadas "Aero Tempest", que ayudan a reducir la resistencia al aire e incrementar la eficiencia aerodinámica. Estas nuevas llantas se combinan con nuevos neumáticos de baja resistencia a la rodadura, que suman una mejora del 2% en la autonomía.
El motor de inducción del eje trasero emplea ahora una bomba de aceite eléctrica, más eficiente que la bomba mecánica de antes, que optimiza la lubricación independientemente de la velocidad del vehículo para reducir la fricción.
El motor síncrono de imanes permanentes del eje delantero, compartido con los Model 3 y Model Y, también ha recibido cambios (sin especificar más detalles) que han dado como resultado otro 2% de autonomía adicional.
El sistema de recuperación de energía durante la frenada recibe el nuevo modo de conducción "HOLD". Combina el frenado regenerativo del motor con los frenos convencionales para detener el coche al soltar el pedal del acelerador. Cuando el Model S se detiene suavemente, el sistema de frenada regenerativo ahora funciona a una velocidad y un ritmo de desaceleración más bajos, enviando más energía de regreso a la batería. También ha mejorado la sensación de conducción con este sistema.
Pese a todas las mejoras, se ha reducido 5.000 dólares el precio del modelo. Esto hace que el Model S Long Range Plus tenga un precio de partida de 69.490 dólares (unos 61.700 euros al cambio actual).

Tesla Model S Long Range Plus autonomía
siguenos en Twitter siguenos en facebook