Nuevos Audi e-tron S y e-tron S Sportback, con hasta 365 km de autonomía y 503 cv

La gama Audi e-tron recibe una nueva versión deportiva bajo el nombre de e-tron S y e-tron S Sportback. La letra S se utilizará para la nueva denominación deportiva de eléctricos puros.
El diseño exterior enfatiza los contornos de los pasos de rueda (23 mm más anchos); la parrilla "singleframe" octogonal en color gris brillante; cuatro líneas horizontales en el borde inferior de los faros LED; paragolpes delanteros y traseros contorneados, flanqueados por entradas de aire más grandes y que se extienden por debajo de los faros, creando una apariencia dinámica incluso a gran distancia; el difusor trasero mucho más marcado y ocupa todo el ancho del vehículo.
Las llantas tienen unas medidas considerables, siendo las de serie de 20 pulgadas y de 21 o 22 pulgadas en opción. Los neumáticos siempre tienen un ancho de 285 mm y los discos de freno delanteros un diámetro de 400 mm. La suspensión de serie tiene muelles neumáticos y amortiguadores de dureza variable, si bien con un ajuste diferente y unos casquillos reforzados. Además, las dos barras estabilizadoras son más gruesas para reducir el balanceo de la carrocería.
Se puede adquirir con los faros digital Matrix Led, que dispersa la luz en pequeños píxeles que se pueden controlar con precisión.
La integración de Audi "drive select" en la suspensión le permite adaptar el control de la amortiguación, pudiendo variar la altura de la carrocería hasta en 76 mm. Durante una conducción rápida, este sistema acerca a los e-tron S al suelo 26 mm más, en comparación con el nivel normal, lo que beneficia a la autonomía, porque mejora el flujo de aire alrededor del vehículo.
El coeficiente aerodinámico es de sólo 0,26, más bajo que el del e-tron convencional que declara 0,28. Para lograrlo se incorporan elementos como unas rejillas de refrigeración activa, mientras que los pasos de rueda presentan unas formas que permiten controlar el flujo de aire que pasa por esta zona. En los bajos del coche hay un panel inferior con pequeños alerones que despeja el paso para la circulación del aire alrededor del vehículo. Tanto los bajos como la tapa de aluminio de las baterías de alto voltaje están completamente carenados. Los puntos de unión se presentan con unas hendiduras similares a los hoyuelos de una pelota de golf.
Los retrovisores mediante cámara son una opción que reducen el coeficiente aerodinámico, con ellos es cuando consigue el coeficiente de 0,26.
En el interior lo que encontramos son las molduras que nos reciben al abrir las puertas con la letra S, al igual que el volante que también lo luce. Los asientos de serie son más deportivos, pero opcionalmente se puede elegir en el catálogo otro tipo de asientos todavía más deportivos que pueden garantizar que cualquiera que se siente en ellos y quiera sacarle buen partido al coche, estará bien sujeto.
Con la aplicación "myAudi", a través de su teléfono móvil el cliente puede controlar todos los procesos de carga y los temporizadores, así como activar la climatización de forma remota. Junto con el sistema doméstico de gestión de energía, el sistema de carga opcional "connect" también ofrece funciones inteligentes, como la carga con energía solar, si se ha instalado un sistema fotovoltaico o la carga en los periodos valle de las tarifas variables.
La mecánica de esta versión pasa a tener tres motores eléctricos asíncronos (inducción). En el eje trasero hay dos motores de 132 kW (179 cv) cada uno. En el eje delantero hay un motor de 150 kW (204 cv). La potencia máxima combinada es de 435 cv en el modo D, mientras que en el modo S alcanza los 503 cv (durante 8 s).
Este aumento de potencia permite que la acelereción de 0 a 100 Km/h se necesite solo 4,5 segundos (5,7 s el 55 quattro).
El funcionamiento de los tres motores está gestionado por lo que Audi llama "plataforma electrónica del chasis". Se trata de un componente electrónico que recibe los datos de los diversos sensores del vehículo (como los del control electrónico de estabilidad) y en base a ello determina cuánta potencia ha de producir cada motor. Su señal pasa antes por una unidad de control que se encarga de enviarla a cada una de las tres electrónicas de potencia que hay (una por motor).
La clave de esta variante S la encontramos en la adición de un control vectorial del par a través de los dos motores eléctricos independientes alojados en el tren trasero, un sistema que permite mejorar de forma sensible el paso por curva de ambos modelos gracias a poder gestionar cada rueda trasera de forma independiente, pudiendo trabajar con diferencias de hasta 220 Nm por rueda con la consecuencia de poder acelerar la rueda exterior en una curva, frenando su contraria situada en el interior del giro.
La batería es la misma que la del 55 quattro, con 95 kWh de capacacidad (86,5 kW útiles). Incorporan el sistema de gestión térmica, que alarga la autonomía y la vida de la batería.
La autonomía en ciclo WLTP del e-tron S es de 360 km y la del e-tron S Sportback de 365 km.
Para realizar la carga en casa, los clientes cuentan con diferentes opciones, como el sistema de recarga "compact" opcional, que se puede conectar tanto a una toma trifásica de 400 V como a un enchufe normal de 230 V.
Se puede cargar del 5 al 80% en 30 minutos con un cargador CCS Combo de 150 kW.
El sistema de frenado funciona como en otros e-tron. Hasta una deceleración de 0,3 g utiliza la retención de los motores posteriores y aprovecha esos instantes para recargar la batería; en deceleraciones más fuertes interviene el sistema hidráulico convencional. Al frenar por encima de 100 km/h, la frenada regenerativa puede recuperar hasta 270 kW (en los demás e-tron lo máximo es 220 kW).
Tiene seis modos de conducción: comfort, auto, dynamic, efficiency, individual, allroad y offroad (como los demás e-tron). También hay cuatro modos para el ESP: Normal, Sport, Offroad y Off. Activando el modo dynamic y el Sport del ESP, el e-tron S Sportback está programado para facilitar que el conductor haga derrapar el eje posterior de forma controlada.
Tanto el e-tron S como el e-tron S Sportback se pondrán a la venta en otoño de 2020. El precio de partida del e-tron S es de 98.030 euros. El e-tron S Sportback parte de 100.330 euros.


https://www.km77.com/images/medium/0/3/0/1/med-ext-frontal.350301.jpghttps://www.km77.com/images/medium/0/3/0/5/med-ext-lat-post.350305.jpghttps://static.motor.es/fotos-noticias/2020/07/min652x435/audi-e-tron-e-tron-sportback-s-precio-202068746-1593599697_8.jpgversión deportiva Audi e-tron S y e-tron S Sportbackversión deportiva Audi e-tron S y e-tron S Sportbackversión deportiva Audi e-tron S y e-tron S Sportbackversión deportiva Audi e-tron S y e-tron S Sportback
siguenos en Twitter siguenos en facebook