Los secretos técnicos de las baterías de la plataforma MEB de Volkswagen

La plataforma modular eléctrica MEB, piedra angular de los coches eléctricos de gama baja y media del grupo Volkswagen en los próximos años, es una pieza fundamental para convertirse en uno de los mayores fabricantes de vehículos a baterías del mundo a mediados de la década que viene.
Volkswagen ha desvelado nueva información acerca de la construcción de sus baterías. 
Contará con tres capacidades útiles de batería: 45 kWh (ID.3 Pure), 58 kWh (ID.3 Pro) y 77 kWh (ID.3 Pro S). Las capacidades brutas son 49, 62 y 82 kWh, respectivamente.
La capacidad de la batería varía en función del número de módulos: la batería de 45 kWh tiene 7 módulos; la batería intermedia tiene 9 módulos y el ID.3 con mayor batería tiene 12 módulos.
Cada módulo cuenta con un total de 24 celdas, por lo se puede alcanzar un un máximo de 288 celdas por batería. Esta estructura modular permite la máxima flexibilidad, partiendo de la misma estructura básica, cuanto mayor sea la autonomía deseada por el cliente, más módulos se instalarán en el sistema de la batería.
El ID.3 de mayor autonomía (ID.3 Pro S) tendrá que pagar un peaje para conseguir los 550 km de autonomía que promete, perdiendo una de las plazas traseras. Contará con cuatro plazas, en lugar de cinco como en las otras versiones, consecuencia de cómo está ubicada la batería. La batería de 77 kWh tiene 12 módulos, dos de los cuales van colocados encima de la carcasa principal de la batería, provocando la pérdida del asiento central trasero.
En el caso del ID.3 y los próximos modelos que llegarán a corto plazo, el sistema eléctrico opera con 408 voltios (cada módulo es de 34 V), pero está preparado para que más adelante (cuando se abarate) funcione con 800 voltios (como el Porsche Taycan).
La electrónica de potencia controla el flujo de energía eléctrica de alto voltaje entre la batería y el motor eléctrico, convirtiendo la corriente continua almacenada en la batería en corriente alterna para el motor eléctrico. En el VW ID.3, la batería se puede cargar en alterna a un máximo de 11 kW de potencia, y en continua a 125 kW.
El hardware y el software de la plataforma MEB ha sido desarrollado por la división de Componentes del grupo Volkswagen en Braunschweig. Todo ha sido desarrollado con la batería como epicentro, lo que permite sacar el mayor rendimiento a todos los componenetes eléctricos.
La batería se ha diseñado para que haya una distribución óptima del espacio tanto para la propia batería como para el habitáculo. El diseño plano (plataforma de tipo "skate-board") y el poco volumen ocupado por elementos como los motores eléctricos permiten un interior espacioso, con una distancia entre ejes muy amplia. La situación de la batería bajo el piso además reduce el centro de gravedad, lo que le da una mayor estabilidad al coche.
El pack está protegido por una carcasa de aluminio con un marco antichoques integrado, lo que garantiza una excelente seguridad y un considerable ahorro de peso. Los bajos, que cuentan con una protección de aluminio para la batería, también tienen una aerodinámica estudiada.

batería plataforma MEB Volkswagen id3batería plataforma MEB Volkswagen id3batería plataforma MEB Volkswagen ID3batería plataforma MEB Volkswagen ID3
siguenos en Twitter siguenos en facebook