Nuevo Audi A8 60 TFSIe, híbrido enchufable con 47 km de autonomía eléctrica

La cuarta generación de la enorme berlina A8 se actualiza recibiendo una versión hibrida enchufable.
Respecto al modelo saliente, añade 3,7 cm de longitud en sus dos carrocerías, tanto la corta de 5,17 m como la larga de 5,30 m. En el resto de dimensiones (incluida la batalla), las variaciones muy ligeras. Mucho más ha crecido la parrilla delantera "singleframe".
Equipa de serie la suspensión neumática, de paralelogramo deformable (cinco brazos) en ambos ejes. En opción se puede optar por una suspensión activa.
En cuanto al equipamiento de seguridad, el Audi A8 es el primer coche homologado con nivel 3 para la conducción autónoma. Incorpora un sistema llamado AI traffic jam pilot, capaz de conducir de manera autónoma en atascos y circulación densa hasta 60 km/h, siempre en vías rápidas para separar los sentidos de circulación.
Añade el asistente de tráfico cruzado, el coche se detiene en los cruces sin visibilidad para el conductor en caso de que se acerque un obstáculo en la calle transversal.
También nos encontramos los sistemas Audi AI remote parking pilot y Audi AI remote garage pilot. Cuando activamos el botón del aparcamiento, el A8 es capaz de estacionar por sí mismo en cordón y en batería si detecta el espacio necesario para hacerlo. Esto se puede hacer con el conductor y los ocupantes a bordo (hay que mantener pulsado un botón durante la maniobra) o también desde fuera del coche, mediante un smartphone oportunamente configurado. No dispone de una llave inteligente como la del BMW Serie 7, pero las maniobras que permite desde fuera del habitáculo son más complejas. Además, permite el acceso a cinco usuarios mediante sus respectivos smartphone la llamada Audi connect key.
En cuanto a seguridad pasiva, (con la suspensión activa equipada) el A8 puede subir la suspensión en caso de un inminente impacto lateral. Obviamente, sólo subirá el lado que va a recibir el impacto, y lo hará para que sea el chasis en una de sus partes de acero reforzado el que sufra el primer golpe, y no la puerta, que es uno de los puntos más débiles de toda la estructura. La carrocería sube hasta ocho cm en esta operación y también las ventanillas empiezan a subir automáticamente cuando el accidente está a punto de suceder. Con todo esto se consigue una reducción de los efectos del impacto para el pasajero hasta en un 50%.
Todos los sistemas anteriormente descritos, funcionan gracias a la tecnología denominada zFas, que gestionan desde una centralita común que recoge la información de cámaras, radares y láser.
En el interior, destaca el Virtual Cockpit, la instrumentación en pantalla TFT full HD. En la consola central existen dos pantallas, una de 10,1 pulgadas y otra de 8,5. La primera permite una actuación háptica, más allá de lo táctil: cuando se pulsa sobre una zona con "botón", se siente prácticamente como un botón.
Los reposacabezas se acercan al concepto de sillón orejero. La regulación de los asientos es realmente amplia, incluso con posibilidad de activar varios programas de masajes.
Audi ha aumentado las opciones de personalización en el interior del Audi A8 y lo ha hecho a partir de una nueva opción de asientos deportivos delanteros y varios tapizados. El cuero Valcona también estará disponible en marrón sardo con costuras en gris acero y en gris Metrópolis con las costuras en azul turmalina.
En cuanto a la mecánica, combina un motor turbo de gasolina TFSI V6 3.0 biturbo de 340 CV con un motor eléctrico (síncrono de imanes permanentes) de 100 kW (136 cv) de potencia y 350 Nm de par. La potencia conjunta de 449 cv se transmite a las ruedas a través de una caja de cambios tiptronic de ocho relaciones de convertidor de par, y un sistema de tracción total quattro.
En el modo eléctrico, la velocidad máxima que puede alcanzar es de 135 km/h.
La batería de litio tiene una capacidad de 14,1 kWh. Su refrigeración está conectada a los sistema de climatización y de refrigeración del motor térmico
La autonomía en modo eléctrico en ciclo WLTP es de 47 km.
Los tiempos de recarga son de 2,5 horas con un cargador de hasta 7,2 kW y 6,5 horas para un enchufe doméstico hasta 2,3 kW. 
Puede recuperar energía con una frenada regenerativa de hasta 80 kW, y hasta 25 kW en retenciones.
Contará con tres modos de conducción: uno puramente eléctrico y dos modos híbridos, Auto y Hold. Este último funciona reservando la energía eléctrica y mantiene la carga de la batería intacta. La idea es activarlo en viajes por carretera y disponer de la máxima batería posible para ser usada dentro de las ciudades.
Llegará a los concesionarios a lo largo del mes de diciembre de 2019. El precio arranca en 111.050 euros para la versión de batalla corta y 113.950 euros para la de batalla larga.


audi a8 60 tfsi eaudi a8 60 tfsi eaudi a8 60 tfsi e
siguenos en Twitter siguenos en facebook