Nuevo Honda e, con hasta 222 km de autonomía y desde 34.800 euros

Honda ha presentado su primer coche eléctrico para el mercado europeo, el Honda e. Se trata de un pequeño utilitario de diseño retro inspirado en la estética del primer Civic de los años 70 que llega con un planteamiento deportivo para rivalizar con el MINI Cooper SE.
Tiene una carrocería de cinco puertas. Sus medidas son: 3,89 m de largo, 1,75 m de ancho, 1,51 m de alto, 2,53 m de batalla.
El maletero tiene una capacidad de 171 litros.
El chasis destacará por el uso de un esquema de suspensiones independientes en las cuatro ruedas, así como un reparto de pesos perfecto de 50:50 gracias a la situación de las baterías en los bajos (centro de gravedad bajo).
Las manetas de las puertas están enrasadas con la carrocería.
Donde se suele situar los espejos exteriores se han instalado unas cámaras retrovisoras de serie. El retrovisor interior puede funcionar tanto convencional con espejo como digital, al pulsar un botón en el espejo.
En el interior, el salpicadero tiene un acabado en madera, mientras que los asientos (el vehículo tiene cuatro plazas) son de poliéster.
Destaca la presencia de un total de cinco pantallas, dos de infoentretenimiento táctiles de 12,3 pulgadas, una de instrumentación, dos de 6 pulgadas para las cámaras retrovisoras exteriores.
Se usará la inteligencia artificial para aprender a reconocer la voz del usuario a lo largo del tiempo, aumentando la precisión de los comandos vocales.
Cuenta con 12 sensores ultrasonido, cuatro cámaras y un radar frontal. El paquete de ayudas a la conducción Honda SENSING incluye: programador de velocidad activo; alerta por abandono involuntario de carril; mantenimiento de carril; control del acelerador para mitigar colisiones, previene la colisión en caso de pisar el acelerador bruscamente cuando se está cerca de un obstáculo; servofreno de emergencia a alta y a baja velocidad, a baja velocidad evita colisionar con obstáculos cercanos al maniobrar, también detecta peatones y ciclistas, además de otros vehículos; reconocimiento de señales de tráfico; cambio automático de luces cortas y largas.
La propulsión es trasera y tendrá un sistema de vectorización de par para mejorar la tracción.
Cuenta con un motor eléctrico síncrono de imanes permanentes. Está disponible en dos niveles de potencia: 100 kW (136 cv) y 113 kW (154 cv).
En ambos casos dan el mismo par motor máximo de 315 Nm. La diferencia de potencia máxima se debe exclusivamente a que la curva de par es diferente en cada versión. El régimen máximo de giro es ligeramente superior a las 20.000 rpm.
La refrigeración del motor es mediante circuito de aceite, como en el Tesla Model 3 aunque, a diferencia de este, no dispone de filtro de aceite.
La batería (de Panasonic) tiene 35,5 kWh de capacidad. Está formada por 192 celdas prismáticas, repartidas en 12 módulos de 16 celdas. La refrigeración es mediante líquido (glicol), que recorre la base en dos tramos que serpentean en paralelo toda la superficie inferior. Este circuito es el que se emplea para la calefacción del habitáculo, que no cuenta con ningún otro elemento de apoyo para los primeros minutos de circulación (no hay resistencia eléctrica para que caliente antes que la bomba de calor).
El inversor está formado por un transformador eléctrico convencional (Tesla emplea transistores, aunque no sabemos si actualmente alguna marca más lo hace).
El marco que soporta y protege la batería está hecho de acero de alta resistencia.
La autonomía homologada en ciclo WLTP es de 222 km con neumáticos de baja fricción Yokohama BlueEarth A de 16 pulgadas o 210 km con neumáticos deportivos Michelin Pilot Sport 4 de 17 pulgadas.
Con un wallbox de 6,6 kW tarda en cargarse por completo unas 4,1 horas.
Con un cargador CCS Combo de 100 kW pasa del 15 al 80 % de capacidad en 30 minutos. La potencia de carga está limitada a unos 70 kW durante un intervalo corto de tiempo, y es por esta razón que Honda solo anuncia una diferencia de un minuto entre conectar en una toma de 50 kW (31 minutos) y a una de 100 kW de potencia (30 minutos).
Hay dos niveles de frenada regenerativa. En el nivel bajo, la deceleración máxima es 0,1 G (0,98 m/s²), que es el límite permitido en la UE para decelerar sin que se enciendan las luces de freno. En el nivel alto, la deceleración aumenta hasta 0,184 G.
También se pueden seleccionar dos modos de conducción: Normal y Sport. La potencia máxima en ambos modos es la misma, pero la respuesta al acelerador, más suave en el modo Normal.
Estará a la venta a mediados de 2019 y las primeras unidades llegarán en verano de 2020. Primero llegará la versión con motor de 154 cv y acabado Advance (el más equipado), con un precio que parte de los 37.800 euros. Más adelante llegará la versión más asequible con el motor de 136 cv, su precio de partida será de 34.800 euros.


Honda e eléctricoHonda e eléctricoHonda e eléctricoHonda e eléctricoHonda e eléctricoHonda e eléctricoHonda e eléctrico
siguenos en Twitter siguenos en facebook