Nuevo MINI Cooper SE, con 234 km de autonomía y desde 33.950 euros

MINI presenta el Cooper SE, su primer coche eléctrico.
Estéticamente este modelo tiene el diseño clásico de MINI al que se le suman detalles específicos de esta versión, como detalles en color flúor. Los faros son LED de serie.
El motor, la unidad de gestión y la transmisión van colocados bajo el capó, dentro de una estructura tubular. La diferencia de peso con un MINI Cooper S con cambio automático es de 145 kg.
Los bajos carenados, el difusor trasero, la parrilla cegada, y unas llantas especificas (de 16 y 17 pulgadas), reducen la resistencia aerodinámica.
La suspensión y el control de estabilidad han sido desarrollados específicamente para este modelo.
Las dimensiones son como las de un MINI Cooper de combustión, excepto la altura libre al suelo que es 1,8 cm superior. Su estabilidad mejora gracias a un centro de gravedad 3 cm más bajo que el del modelo de combustión. El reparto de pesos es de 54/46, más equilibrado que el 60/40 de una versión de combustión.
La capacidad del maletero es de 211 litros, lo mismo que cualquier MINI de 3 puertas.
En el interior, la tapicería de serie es de tela, aunque hay varios tipos de cuero disponibles.
La instrumentación es digital de 5,5 pulgadas con información especifica sobre sobre el nivel de batería y la propulsión (cambia de color en función del nivel de carga). La pantalla táctil central puede ser de 6,5 pulgadas o 8,8 pulgadas con el sistema de navegación opcional (Connected Navigation Plus).
La pantalla "eDrive" muestra el flujo de energía permanentemente, y da consejos para aumentar la eficiencia, desconectando equipamientos de confort, diciendo las rutas más eficientes, usando el menor consumo de energía con cada uno de los cuatro modos de conducción, o cuales son las estaciones de carga públicas más cercanas.
El sistema de calefacción bizona usa una bomba de calor que recupera el calor sobrante del motor, del sistema de transmisión y de su batería, empleando un 75% menos de energía que un sistema convencional.
Hay una superficie de recarga inalámbrica para smartphone y conectividad con Apple CarPlay.
La mecánica cuenta un motor eléctrico de 135 kW (184 CV) y un par de 270 Nm (el mismo que el del BMW i3S). Acelera de 0 a 100 km/h en 7,3 segundos, alcanzando los 60 km/h en 3,9 segundos.
La batería de iones de litio tiene una capacidad de 32,6 kWh (tiene forma de T para adaptarse al hueco que hay entre el túnel central y la parte baja de los asientos traseros).
La autonomía es de 234 km en ciclo WLTP.
Para recargar completamente la batería en una toma de 11 kW necesitará 3 horas y media (2,5 h al 80%). Con una carga rápida CCS Combo de 50 kW recupera un 80% en 35 minutos.
De serie está incluido un cable de recarga para un enchufe doméstico (hasta 3 kW). Otro cable para tomas trifásicas se puede adquirir en opción.
Ofrece dos niveles de recuperación de energía (seleccionables mediante un mando a la izquierda del botón Start/Stop), con la que en el nivel de retención alto permite la conducción a un pedal.
Se podrán ajustar cuatro modos de conducción: Sport, MID, Green, Green+. Estos modos modifican la respuesta de la dirección, el acelerador, los frenos, la climatización y otros elementos de confort para mejorar el dinamismo (modo sport), o la eficiencia (modo Green). En el modo Green+, para aumentar la autonomía se limita la potencia y se desactivan algunas funciones de confort como la calefacción, el aire acondicionado o los asientos calefactados.
Estará disponible a partir del primer cuatrimestre de 2020. El precio de partida es de 33.950 euros.


mini cooper se electrico
mini cooper se electrico
siguenos en Twitter siguenos en facebook