Restyling Renault ZOE, nuevo motor R135, hasta 386 km de autonomía y desde 30.543 euros

Renault ha presentado el ZOE 2020, un restyling profundo del veterano eléctrico que mejora en todos los aspectos para mantenerse competitivo.
Renault mantiene el mismo chasis y las medidas inalteradas (4,08 m de largo), pero se ha adaptarlo a la mayor potencia de sus nuevos motores. El cambio más significativo está en los frenos. Delante los discos (en ambas versiones) son de 280 mm de diámetro en sustitución de los anteriores de 258 mm. Atrás se han instalado discos de 260 mm en lugar de tambores de 228 mm de diámetro. El ancho de vías también cambia y ahora es algo menor, la vía delantera pasa de 1.511 mm a 1.506 mm y la trasera de 1.510 a 1.489 mm.
Estéticamente se ha puesto al día sin variar su personalidad, encontrándonos con unos nuevos faros full LED de serie con la luz diurna en forma de C. El paragolpes cambia con el logo de Renault en posición más vertical.
La nueva parrilla de ventilación, un nuevo capó con líneas verticales y las entradas de aire junto a los antiniebla (refrigera mejor los frenos y elimina las turbulencias de las ruedas), están orientados a mejorar la aerodinámica del coche.
En el lateral el único cambio son las llantas de nuevo diseño (15, 16 y 17 pulgadas), mientras que el cambio en la parte trasera se centra en los faros que pasan a ser LED.
Hay nuevos colores disponibles para la carrocería como el Azul Celadon, rojo fuego, o blanco cuarzo.
Hay una mejora en el aislamiento acústico, se ha añadido más material fonoabsorbente en los paneles de las puertas y en la mampara de separación entre el motor y el habitáculo.
En el interior, los cambios son más destacados, con un habitáculo de mayor calidad, con plásticos mullidos en la plancha superior, inserciones textiles que aportan más vistosidad al conjunto, y mejores ajustes. Se ha aumentado la proporción de plásticos de tacto blando en los guarnecidos interiores, en zonas susceptibles de sufrir crujidos durante la conducción. Los asientos delanteros son más mullidos y su respaldo es más fino para mejorar la habitabilidad trasera.
La instrumentación es digital de 10 pulgadas de serie en todas las versiones y la pantalla táctil de infoentretenimiento en posición vertical puede ser de 7 o 9,3 pulgadas según el acabado (es como la del nuevo Clio). La instrumentación será completamente configurable y permitirá ver la navegación, las ayudas a la conducción, los datos de eficiencia, etc.
En la consola central hay el doble de espacio de almacenamiento y nuevos elementos: dos posa vasos, carga por inducción para smartphone (opcional), freno de mano eléctrico.
En el sistema multimedia, la nueva interfaz Easy Connect, permitirá sincronizar con la app MY Renault, que ahora ofrecerá mucha más información y opciones que la anterior MY ZE. Además, el sistema multimedia será compatible con Apple CarPlay y Android Auto.
El 45% de los materiales (tela de los asientos, salpicadero y puertas) del habitáculo son reciclados (botellas de plástico y cinturones de seguridad de coches desguazados), lo que ha permitido reducir en un 60% las emisiones de CO2 a la hora de fabricar el coche.
El maletero se mantiene en lo 338 litros de capacidad, pero ahora cuenta con un práctico doble fondo que permite guardar los cables de carga.
El ZOE no tendrá el sistema de conducción autónoma EASY DRIVE del nuevo Clio, pues no tendrá control de crucero adaptativo, pero sí dispondrá de un amplio equipamiento de seguridad y asistentes a la conducción: reconocimiento de señales de tráfico; cambio automático de luces de cruce; detección de ángulo muerto; asistente de aparcamiento; radar de 360 grados; frenada de emergencia; aviso de cambio involuntario de carril; asistente de mantenimiento de carril.
La mecánica dispone de dos motores eléctricos: el motor R110 de 80 kW (109 cv), y el nuevo motor R135 de 100 kW (136 cv).
Este nuevo propulsor R135 permitirá mejorar la aceleración de 0 a 100 km/h en 9,5 s (11,4 s el R110), y de 80 km/h a 120 km/h en 7,1 s (9,3 s el R110). El motor R110 de 80 kW pude ir asociado tanto con las baterías Z.E.40 de 41 kWh como con las nuevas baterías Z.E.50 de 52 kWh, mientras que el R135 sólo podrá unirse a las nuevas Z.E.50 de 52 kWh.
Los dos motores (desarrollados por Renault y fabricados en su planta de Cleón) son una evolución del modelo anterior. Son motores de tipo síncrono con rotor bobinado sin imanes. El R110, produce una potencia máxima de 80 kW entre 3.395 y 10.886 rpm y un par máximo de 225 Nm entre 500 y 3.395 rpm. El R135 produce 100 kW entre 4.200 y 11.163 rpm y 245 Nm de par máximo entre 1.500 y 3.600 rpm. El régimen máximo de giro es, en ambos casos, de 14.000 rpm.
El módulo de control con la electrónica de potencia, el motor y la transmisión forman un bloque. Cada elemento disipa el calor de forma distinta. La electrónica cuenta con un circuito refrigerado por líquido (glicol y agua). La refrigeración del motor es por aire, ya que según Renault no alcanza temperaturas tan elevadas que justifiquen refrigerarlo por líquido. Un ventilador situado en la parte alta y con una tobera orientada hacia la cubierta superior del motor, fuerza una corriente convectiva en caso de necesitar extraer más calor. La transmisión expulsa el calor a través de su carcasa metálica y no requiere de un radiador para el aceite lubricante. 
Las nuevas baterías Z.E.50 tienen 52 kWh de capacidad. La autonomía en ciclo WLTP es de 386 km. Las nuevas celdas de la batería son más altas, con lo que Renault ha tenido que optimizar el espacio interior del pack. El peso de la batería es de 326 kg, una diferencia de 19 kg respecto a la batería de 41 kWh y de 36 kg respecto a la de 22 kWh del ZOE 2013.
La batería Z.E.40 tiene una capacidad de 41 kWh. Esta batería homologa una autonomía de 313 km.
El ZOE conserva la posibilidad de cargar a 22 kW en trifásica, permitiéndole recuperar 120 km en 1 hora. Ahora contará también con carga rápida en corriente continua con CCS Combo de 50 kW de potencia, con lo que recuperará 150 km en 30 minutos. En un enchufe doméstico de 7 kW, se cargará al 100% en 9,25 h.
Incorpora una nueva palanca de cambio «e-shifter», que permite activar un modo B que hace más potente la frenada regenerativa y habilita la conducción de un solo pedal.
Se pondrá a la venta en otoño de 2019. El precio de partida de la versión R110 y Z.E.40 es de 30.543 euros. La versión R110 y Z.E.50 es de 32.727 euros. La versión R135 y Z.E 50 es de 33.203 euros. A partir de junio de 2020 se abandona la opción de alquiler de baterías.

renault zoe 2020 restyling neo 135 cv 52 kwh
renault zoe 2020 restyling neo 135 cv 52 kwhrenault zoe 2020 restyling neo 135 cv 52 kwhrenault zoe 2020 restyling neo 135 cv 52 kwhrenault zoe 2020 restyling neo 135 cv 52 kwhrenault zoe 2020 restyling neo 135 cv 52 kwh
siguenos en Twitter siguenos en facebook