Nuevo Audi Q5 50 quattro y 55 TFSIe quattro, híbrido enchufable con 40 km de autonomia eléctrica

Audi acaba de poner a la venta la nueva versión híbrida enchufable del SUV mediano Q5 TFSI e quattro. Hay que recordar que los híbridos enchufables de Audi dejarán de ser denominados "e-tron" (denominación actual de los 100% eléctricos) para ser identificados como "TFSIe".
El aspecto exterior es de un Q5 actual con paquete exterior S line y llantas de 19 pulgadas.
El equipamiento de serie es bastante completo, incluyendo elementos interesantes como: los faros Matrix LED, asientos deportivos, climatizador de tres zonas, llave de confort, FIS con pantalla a color, pantallas específicas para la mecánica híbrida enchufable y unos asientos posteriores que se pueden desplazar longitudinalmente y cuentan con ajuste del ángulo de inclinación del respaldo.
Para mejorar la eficiencia energética, la climatización usa una bomba de calor eficiente (produce el calor equivalente a una potencia de 3 kW con un gasto eléctrico de 1 kW), que usa el calor residual de los componentes de alto voltaje.
En cuanto a la mecánica, ambas versiones combinan un motor de gasolina 2.0 TFSI de cuatro cilindros de 252 cv con un motor eléctrico de 106 kW (143 cv). La potencia total combinada de la versión 55 es de 367 cv, mientras que en la versión 50 se limita a 299 cv.
La potencia se transmite a las ruedas a través de una caja de cambios automática S tronic de doble embrague con 7 velocidades y una tracción total quattro con tecnología Ultra, que es capaz de desconectar por completo el eje posterior cuando no es necesario para así mejorar la eficiencia.
Puede alcanzar una velocidad máxima en modo 100% eléctrico de 135 km/h.
La batería de iones de litio de celdas prismáticas tiene una capacidad de 14,1 kWh. Está ubicada bajo el piso del maletero (pierde 155 litros de capacidad) y su circuito de refrigeración está conectado al del climatizador del vehículo como al circuito de refrigeración de baja temperatura del motor eléctrico y el módulo electrónico de potencia.
La autonomía eléctrica en ciclo WLTP es de 40 km.
Incluye de serie el sistema de carga Compact, para tomas de corriente domésticas e industriales con unidad de control y también un cable Modo 3 con enchufe Tipo 2 para la carga en estaciones de recarga públicas. Audi ofrece opcionalmente un soporte de pared con cerradura para el sistema de carga.
En una toma de corriente industrial CEE con 400 V y 16 A, la carga de la batería tarda 2,5 horas. En una toma de corriente doméstica a 220 V, la batería se recarga en aproximadamente 6 horas.
Ofrece tres modos de conducción habituales en un híbrido: híbrido, la carga de la batería se distribuye a lo largo de la ruta para reducir el consumo. Prima la conducción eléctrica en áreas urbanas y en situaciones de tráfico con paradas continuas; EV, el vehículo se propulsa usando solo el motor eléctrico, siempre que haya cierta cantidad de capacidad almacenada en la batería y que no se pise el acelerador más allá del punto de presión haptico tipo "overboost". El modo EV se activa por defecto cada vez que se arranca el vehículo.; Battery Hold, se reserva capacidad de la batería para ser usada posteriormente, muy conveniente cuando se circula en vía interurbana y se va acceder a una urbana y así usar el modo eléctrico lo máximo posible.
El sistema de frenada regenerativa es capaz de recuperar hasta 80 kW de energía. Este sistema funciona en solitario en frenadas suaves apoyando a los frenos hidráulicos en deceleraciones de hasta 0,4 g y deja de funcionar en frenadas más intensas.
Tambien tiene un asistente predictivo de eficiencia, que ajusta el funcionamiento del sistema de recuperación usando la información de ruta del navegador, la cámara de vídeo y el radar frontal para controlar si hay un vehículo delante. Dependiendo de la situación, el sistema escoge de manera predictiva entre el modo de avance por inercia (motor de combustión apagado) y el modo de recuperación de energía (mayor retención).
Mediante el programa "e-tron Charging Service", los propietarios podrán tener acceso a una red de cargadores europea de distintos proveedores con solo una tarjeta. El cobro de la recarga se realiza cada final de mes en un único recibo. También es posible gestionar la recarga, conocer el estado del vehículo o activar el climatizador remotamente a través del smartphone con la app myAudi.
Su llegada al mercado está prevista para octubre de 2019. El precio de partida de la versión 55 es de 66.200 euros. El precio de partida de la versión 50 es de 59.910 euros.

Audi Q5 55 TFSIe quattro
siguenos en Twitter siguenos en facebook